Tecnologías para la preparación de pedidos

26 julio 2022

El uso de la tecnología en el proceso de preparación de pedidos eleva la productividad, reduce el porcentaje de errores y permite que los operarios sean más eficientes.

La consolidación del comercio electrónico ha multiplicado la complejidad en la preparación de pedidos debido a los diferentes canales que interactúan entre las compañías y los usuarios. Para hacer frente a una de las operativas logísticas más costosas ─el picking puede superar el 60% de los costos de explotación de un depósito─, las compañías apuestan por el uso de la tecnología y los sistemas automáticos en la preparación de pedidos.

Tecnologías para un proceso de preparación de pedidos eficiente

Utilizar tecnología para preparar los pedidos multiplica la eficiencia logística. El picking es una de las tareas más complejas de la cadena de suministro y, por ese motivo, las empresas confían en la aplicación de tecnologías de asistencia al picking.

Los dispositivos se conectan a un sistema de gestión de depósitos que indica las cantidades y tipos de productos a seleccionar, optimiza las rutas de picking de los operarios y distribuye la mercadería según necesidades, entre otras funciones. La tecnología se puede aplicar en depósitos manuales y automáticos, así como en los principales métodos de preparación de pedidos: hombre-producto (el operario se desplaza en busca de los artículos) y producto-hombre (los artículos llegan automáticamente hasta el puesto de trabajo del operario).

Uno de los objetivos de aplicar la tecnología en el proceso de preparación de pedidos es disminuir el porcentaje de errores en el picking. Elegir el producto equivocado o no acertar con las cantidades puede suponer la devolución de un pedido por parte del cliente, una tarea que se ha convertido en un quebradero de cabeza para las empresas que venden online. La consultora Deloitte señala que, en la última década, el auge del e-commerce ha incrementado la tasa de retorno de los pedidos en un 33% y prevé que en 2022 se devolverán productos por valor de 573.000 millones de dólares.

Tecnologías para el picking en un depósito manual

Los depósitos manuales pueden beneficiarse de la tecnología para la preparación de pedidos mediante dispositivos de asistencia al picking:

  • Terminales de radiofrecuencia: generalmente inalámbricos, se encargan de leer los códigos de barras (u otros tipos de etiquetas, como las QR o las RFID), que se usan dentro de los depósitos a fin de que el operario pueda seguir las instrucciones del sistema de gestión de depósitos e ir confirmando tareas a medida que las finaliza.
  • Picking por voz: los sistemas de picking por voz son dispositivos que, al estar conectados con el WMS, asisten a los trabajadores del depósito mediante instrucciones verbales que el operario escucha en sus auriculares. Así, el operario puede tener ambas manos libres para seleccionar los paquetes o productos. En comparación con el picking por radiofrecuencia, los movimientos de los operarios con el voice picking son más ágiles y cómodos.
  • Dispositivo pick-to-light: dispositivos con luces y números colocados en las estanterías que muestran al operario de qué posición ha de recoger el producto y en qué cantidad. Están conectados con el WMS del depósito para asegurar un óptimo funcionamiento.
  • Dispositivo put-to-light: este sistema luminoso marca en qué ubicación dejar la mercadería y qué cantidad de producto debe colocar el operario en cada paquete, caja o gaveta de la estantería. El dispositivo puede emplazarse en las estanterías para picking o en los carros de preparación de pedidos. Conectados con el sistema de gestión, el principal objetivo de los sistemas put-to-light es clasificar de manera pronta y sin errores los productos en las cajas que se utilizarán para enviar los pedidos.

Antes de implementar los sistemas de ayuda, es prioritario definir la estrategia de preparación de pedidos que más se ajuste a las necesidades de cada depósito y diseñar la zona de picking teniendo en cuenta la ergonomía y seguridad de los trabajadores que van a operar en ella. Las estaciones de picking deben contar con un sistema de gestión de depósitos (WMS) que coordine las operativas y con una mesa de trabajo que disponga de un ordenador e impresora para gestionar las etiquetas y los documentos asociados al pedido.

A la hora de recoger los productos por el depósito, los operarios siguen las instrucciones que dicta el WMS en la orden de picking, y que incluyen todos los datos de envío, la ubicación de los productos y cualquier aspecto relacionado con la preparación del pedido como, por ejemplo, el recorrido que han de seguir los operarios. Con la orden de picking, ya sea impresa o a través de los dispositivos de ayuda al picking, los pedidos pueden prepararse diligentemente y sin fallos.

En los depósitos manuales, el software controla la ubicación de cada producto, señalando al operario el número de corredor y de estantería, el nivel de almacenamiento y la cantidad de mercadería que extraer, entre otros datos. El WMS organiza y dirige la preparación de pedidos considerando también factores como el layout del depósito, la prioridad del envío, el método de picking empleado o el número de operarios de la instalación.

La tecnología de los sistemas de picking por voz minimiza errores en la preparación de pedidos
La tecnología de los sistemas de picking por voz minimiza errores en la preparación de pedidos

Tecnologías para el picking en un depósito automático

El principal beneficio que aporta la tecnología en la preparación de pedidos de un depósito automático es que sigue el criterio de goods-to-person (producto a hombre), es decir, la mercadería llega directamente al operario gracias a sistemas automatizados. De ese modo, los operarios reciben en la estación de picking los productos para conformar los pedidos, sin tener que moverse de su puesto.

La necesidad de aumentar la productividad y de rebajar los costos derivados de la preparación de pedidos ha extendido el uso de robots de picking automático:

  • Brazos antropomórficos: máquinas que manipulan automáticamente artículos individuales o conjuntos de cajas, normalmente de un elevado peso, a fin de realizar un picking masivo. Estos robots hacen pick and place, es decir, seleccionan los productos, los toman y los colocan en un lugar específico.
  • Robots móviles autónomos: los robots móviles autónomos o AMR son dispositivos capaces de realizar tareas y moverse por el depósito sin que nadie los dirija. Su función es trasladar los productos de manera segura hasta los puestos donde se preparan los pedidos. Suelen estar equipados con sensores y un software dotado de inteligencia artificial que incorpora los planos digitales del depósito para interpretar el entorno.

Más allá de los robots de picking, existe otro tipo de tecnología para la preparación de pedidos, como son los equipos de manutención automáticos:

  • Transelevadores: robots que se desplazan automáticamente en longitud y en altura dentro de los corredores de almacenamiento. Si bien su función es almacenar la mercadería, también potencian el flujo de movimientos al trabajar sin interrupción, abasteciendo las estaciones de picking de productos con mayor rapidez.
  • Transportadores: máquinas que trasladan, acumulan y distribuyen la mercadería hacia las posiciones específicas que requieran las operativas logísticas. Los transportadores pueden aprovisionar constantemente las estaciones de picking con la mercadería precisa para conformar los pedidos.

Los equipos de manutención automáticos y los robots de picking realizan un movimiento rápido e ininterrumpido de mercadería, lo que redunda en una preparación de pedidos más fluida. Para su funcionamiento, ambos sistemas ejecutan las órdenes que les indica el sistema de gestión de depósitos. Además, el software también se encarga de elaborar el slotting, es decir, la estrategia de ubicación de los productos dentro del depósito automático. Una buena estrategia de ubicaciones analiza los tiempos dedicados a recoger cada producto y determina las posiciones de las mercaderías. Todo ello con vistas a incrementar la productividad en la instalación al reducir el tiempo total invertido en este tipo de movimientos.

La tecnología de los robots antropomórficos agiliza la preparación de pedidos de mercadería pesada
La tecnología de los robots antropomórficos agiliza la preparación de pedidos de mercadería pesada

Tecnologías para el proceso de preparación de pedidos

Existen multitud de soluciones logísticas destinadas a optimizar el proceso de preparación de pedidos y alcanzar la máxima eficiencia. Estas soluciones no solo multiplican la productividad, sino que también minimizan errores como, por ejemplo, elegir el producto equivocado, seleccionar cantidades inadecuadas o mezclar dos o más pedidos, entre otros. Apostar por la implementación de un sistema de gestión resulta una decisión crucial que marca la diferencia si se busca una preparación de pedidos eficiente.

Incorporar la tecnología en la preparación de pedidos contribuye a mejorar los resultados y a potenciar el crecimiento del negocio. Si estás interesado en sacar el máximo provecho a tu logística, no dudes en contactar con nosotros. Un consultor experto te asesorará acerca de la tecnología que mejor se ajusta a tus necesidades para optimizar la preparación de pedidos.