Pick to light: un picking más ágil y con menos errores

El ahorro de movimientos es una buena medida para mejorar la eficiencia del trabajo de los operarios, aunque no es la única. Para dar un paso más allá y eliminar los albaranes, se puede recurrir a los dispositivos pick-to-light (PTL).

 

Ejemplo de sistema pick to light en un laboratorio farmacéutico.

Ejemplo de sistema pick-to-light en un laboratorio farmacéutico

 

Cómo funciona un sistema 'pick-to-light'

En el frontal de cada uno de los canales de la estantería dinámica se integra un visor numérico dotado de unos botones. Estos dispositivos están controlados por el sistema de gestión del almacén (SGA). Este software es el que enciende el visor para señalar al operario que de ese canal se ha de extraer mercadería e indica en su pantalla cuántas unidades se tienen que retirar de la referencia en cuestión.

Cuando el operario termina de extraer las unidades correspondientes, pulsa una tecla de confirmación de operación realizada para informar así al SGA, apagándose la luz. Cuando se ha de preparar un nuevo pedido, se encienden automáticamente las posiciones de las que se ha de extraer el producto. Existen sistemas de pick-to-light que permiten preparar varios pedidos a la vez.

Las dos grandes ventajas de este tipo de picking son la agilidad que proporcionan y la considerable disminución de los errores que se pueden generar en la preparación de pedidos.

 

Un sistema de gestión de depósito SGA aumenta la operatividad y disminuye los errores.

 

Other topics in this category