Proceso de picking: máximo rendimiento con un software de gestión

10 junio 2022

El proceso de picking incluye aquellas operativas que tienen como objeto extraer y acondicionar los productos que solicitan los clientes a través de las órdenes de pedido. 

El picking, en esencia, es la recogida y combinación de productos unitarios que conforman el pedido de un cliente. Para optimizar esta operativa y alcanzar el máximo rendimiento, las empresas pueden hacer uso de la tecnología y de la digitalización que ofrece un sistema de gestión de depósitos (WMS)

¿Cómo es el proceso de picking con un WMS?

En el proceso de preparación de pedidos con un sistema de gestión de depósitos, los operarios emplean dispositivos de asistencia al picking, como terminales inalámbricos por radiofrecuencia, para recibir instrucciones del WMS. El sistema informático les muestra, por ejemplo, los artículos que deben localizar, su ubicación exacta y la cantidad que deben recoger. Cuando completan una tarea, los operarios tan solo tienen que confirmarla para recibir nuevas indicaciones.

El proceso de picking con un WMS es la evolución del proceso de picking en papel, un método de trabajo en el que los operarios utilizan una lista impresa donde se especifican los artículos necesarios para confeccionar los pedidos. El uso de tecnología favorece el picking en aquellas empresas con un volumen elevado de pedidos, porque la gestión manual de la mercadería conlleva un alto riesgo de que se produzcan errores durante el control del stock.

El proceso de picking puede optimizarse con el uso de un terminal de radiofrecuencia conectado al WMS
El proceso de picking puede optimizarse con el uso de un terminal de radiofrecuencia conectado al WMS

Fases del proceso de picking

El proceso de picking comprende una serie de operativas o fases para recoger la mercadería de sus ubicaciones y trasladarla hasta la zona de despacho de la forma más rápida y eficiente.

  • Planificación previa. Antes de empezar a preparar los pedidos, es prioritario planificar los recursos adecuados para optimizar el proceso de picking. Por ejemplo, asignar el equipo de manutención adecuado a cada pedido o estandarizar las unidades de carga para que el picking sea más fluido.
  • Recorridos y desplazamientos. Es la fase que consume más tiempo y, por tanto, más recursos cuando el picking se realiza siguiendo el método “hombre a producto”, es decir, el operario recorre el depósito para buscar los productos. Para ganar rapidez en la búsqueda de la mercadería, un óptimo layout del depósito resulta primordial, ya que debe diseñarse para facilitar las rutas y eliminar obstáculos.
  • Recogida o extracción de la mercadería. La mayoría de los errores se producen en esta fase del picking, por lo que es fundamental extraer la mercadería de manera precisa y segura. Para evitar equivocaciones, es indispensable que la gestión de inventario sea eficiente y la cantidad de existencias registradas se corresponda con lo que realmente hay en las estanterías.
  • Verificación y consolidación de los pedidos. Se verifica que las cantidades y referencias de las unidades recogidas sean correctas y se lleva a cabo el embalaje y etiquetado de la mercadería.
  • Despacho y transporte. La última fase del proceso de picking consiste en trasladar los pedidos a la zona de despacho e imprimir el packing list o albaranes para los transportistas.

Una correcta organización del picking reduce costos, además de lograr un despacho de los pedidos eficiente y sin errores. 

Ventajas de implementar un WMS en el proceso de picking

Incorporar un software de gestión en el proceso de picking no solo ayuda a los operarios a ser más ágiles y productivos, sino que también posibilita un seguimiento minucioso de los pedidos que están en trámite. Los beneficios de utilizar un WMS en el proceso de picking son:

  • Ahorro de costos. Gestionar el picking en modo correcto y minimizar los tiempos dedicados a preparar y despachar los pedidos contribuye a recortar los costos logísticos.
  • Información actualizada y digital del stock. La comunicación permanente con el sistema de gestión de depósitos permite llevar un control en tiempo real de los productos disponibles en el depósito, a la vez que hacer un seguimiento del desarrollo de las distintas operativas.
  • Supresión de errores. Al seguir las instrucciones detalladas del sistema de gestión de depósitos, los operarios completan los pedidos con mayor prontitud y sin equivocarse.
  • Incremento de la productividad. Con el software de gestión conectado a los dispositivos de asistencia al picking, los operarios son más eficientes. Al preparar más pedidos en un menor tiempo, las empresas aumentan la productividad del depósito al tiempo que obtienen una mayor flexibilidad y capacidad de reacción ante imprevistos.

Con la implementación de un WMS, toda la información se genera, se traspasa y se gestiona digitalmente, mejorando el trabajo de los operarios y, como resultado, asegurando un mejor servicio logístico. La incorporación de un sistema de gestión de depósitos como Easy WMS suprime hasta en un 99% los errores en la preparación de pedidos.

El sistema luminoso pick-to-light reduce errores y agiliza el proceso de picking
El sistema luminoso pick-to-light reduce errores y agiliza el proceso de picking

¿Cómo automatizar el picking con un WMS?

La gestión del proceso de picking puede automatizarse con un programa de gestión de depósitos, como Easy WMS de Mecalux. El software organiza y dirige el proceso de picking teniendo en cuenta factores como el layout del depósito, la prioridad del envío, el método de picking empleado o el número de operarios, entre otros.

Primero, el WMS elabora la orden de picking de forma automática tras recibir la solicitud de pedido por parte del cliente. La orden de picking es un documento interno que refleja todas las instrucciones que debe seguir un operario en el depósito para llevar a cabo la preparación de los pedidos. Los operarios, a través de terminales de radiofrecuencia o dispositivos de ayuda de picking (por ejemplo, el pick-to-light o picking por voz), elevan la productividad y limitan el margen de error durante la recogida de productos. 

El WMS controla la ubicación de cada producto, indica al operario el número de pasillo y de estantería, el nivel de almacenamiento y la cantidad de mercadería que extraer, entre otras indicaciones. La orden de picking aparece directamente en la pantalla del terminal de radiofrecuencia del operario, señalándole dónde recoger cada producto y en qué cantidad. Cada orden se complementa con lecturas de códigos de barras que aseguran que las acciones se ejecutan de manera correcta.

Posteriormente, el software de gestión asigna un número al contenedor en el que se depositarán los artículos hasta su despacho. Para facilitar la verificación y despacho de los pedidos, el módulo Multi Carrier Shipping Software de Mecalux permite etiquetar los pedidos y elaborar los packing list de acuerdo a los estándares de las agencias de transporte.

Proceso de picking, clave para una cadena de suministro eficiente 

El proceso de picking es determinante a la hora de alcanzar la máxima eficiencia en la cadena de suministro. Más aún cuando el auge del e-commerce ha obligado a las empresas a ajustar el funcionamiento de su logística a las nuevas tendencias de consumo y a las características y estándares del comercio electrónico. 

La solución para disponer de un proceso de picking competitivo es equipar el depósito con la última tecnología y con un sistema de gestión digital que multiplique la eficiencia de la preparación de pedidos y, sobre todo, limite el número de errores en el picking. 

Si todavía estás empleando el método manual para gestionar el proceso de picking y crees que ha llegado el momento de sacarle un mayor rendimiento a tu depósito, contacta con Mecalux para que te mostremos cómo un WMS puede ayudarte a potenciar la preparación de pedidos.