Procesos que pueden automatizarse en logística

26 enero 2022

La automatización logística implica la utilización de tecnologías que incrementan la eficiencia en el depósito. Los procesos que se pueden automatizar abarcan desde las recepciones y la preparación de pedidos hasta el control del stock y las expediciones.

Un depósito automático dispone de equipos de manutención como transelevadores o transportadores que optimizan los distintos procesos dentro de las instalaciones logísticas.

¿Qué procesos automatizar en logística?

La automatización es un aliado para las empresas que persiguen mejorar el servicio, reducir los tiempos de entrega, aumentar el número de envíos, evitar roturas de stock y anticiparse a los cambios en la demanda, entre otros objetivos. Veamos cuáles son los procesos que suelen automatizarse en logística:

Movimientos de mercadería en el depósito 

La logística engloba multitud de movimientos de mercadería, como las recepciones, la preparación y expedición de los pedidos o las entregas a los clientes.

Una de las formas de automatizar los movimientos de mercadería es a través de un sistema de transportadores. Se trata de un conjunto de elementos dedicados al traslado, acumulación y distribución de la mercadería hacia las áreas específicas que requiera la operativa logística (de un depósito a otro, de producción al depósito o entre distintas áreas dentro de una misma instalación).

Un ejemplo de esta solución automática se encuentra en el depósito de Tadım en Turquía. La empresa comercializadora de frutos secos recurrió a los transportadores para pallets de Mecalux para conectar automáticamente el depósito con producción. El sistema ha aportado un mayor flujo de movimientos de mercadería, un requisito indispensable para hacer frente a la elevada demanda de productos de la compañía. “Comunicar el depósito y producción con transportadores nos ha permitido aumentar en un 73% el número de recepciones diarias”, afirma el responsable de Logística de Tadım, Kemal Güler.

Almacenamiento de mercadería

El almacenamiento de los productos también puede automatizarse mediante máquinas como transelevadores para pallets o cajas, que se desplazan en longitud y en altura dentro de los pasillos transportando, almacenando y extrayendo la mercadería de sus ubicaciones.

Las empresas que gestionan artículos de pequeñas dimensiones pueden automatizar la gestión de los productos con transelevadores para cajas o miniload. Se trata de un sistema que acelera la preparación de pedidos. El miniload automatiza la introducción y extracción de las cajas de las estanterías y las coloca en un transportador para entregarlas a los puestos de picking donde los operarios preparan pedidos. “El depósito automático miniload nos ha aportado grandes beneficios, entre los que destacaría la reducción de errores y el notable aumento del rendimiento. Ahora, somos capaces de ejecutar todas las tareas a más velocidad”, comenta Francis Deneckere, responsable de operaciones de TAL, fabricante belga de sistemas de iluminación de alta calidad.

El fabricante de sistemas de iluminación TAL ha automatizado los procesos de almacenaje con un transelevador para cajas miniload
El fabricante de sistemas de iluminación TAL ha automatizado los procesos de almacenamiento con un transelevador para cajas miniload

Carga y descarga de camiones

La carga y descarga de camiones es un proceso que puede robotizarse con un sistema automático, también conocido como ATLS (Automatic Truck Loading Systems). La solución se utiliza para introducir y extraer los pallets de los camiones con la mínima intervención de los operarios.

Un ejemplo de empresa que ha automatizado la carga y descarga de camiones es Grupo Siro, uno de los mayores fabricantes de galletas, pasta, pan de molde, bollería y cereales de España. El flujo de movimientos en el depósitos es muy intenso y continuo, por lo que la compañía ha implementado un sistema de carga y descarga automático para que la introducción y extracción de mercadería en los camiones de reparto se realice con mayor rapidez.

Inspección de entradas

La recepción de mercaderías es una operativa clave en logística. Por regla general, los productos que llegan al depósito automático suelen superar un control para asegurar que la mercadería cumple los requisitos establecidos para su ubicación en las estanterías.

La inspección de las entradas puede automatizarse con transportadores y con sistemas automáticos de gálibo y control de pallets. La solución automatizada de control de calidad consta de una estación ubicada al inicio del circuito de transportadores que valida los productos: comprueba las dimensiones y la estabilidad de la mercadería, verifica el estado del pallet, pesa la mercadería y lee el código de barras para validar que no se haya producido ninguna equivocación.

La inspección de la mercadería es un proceso fundamental para Mega Pharma, una de las farmacéuticas líderes de Uruguay. La prioridad de la firma es asegurar la gestión correcta de los artículos. La compañía ha habilitado una amplia zona de recepción donde se verifica el estado de la mercadería. Los pallets con materias primas también superan una inspección en tres cabinas aisladas donde los operarios evalúan las características de los productos.

Preparación de pedidos

La preparación de pedidos es una de las operativas con mayor impacto en la productividad empresarial. Cuando el picking se hace de forma manual, los operarios tienen que recorrer el depósito localizando las referencias que necesitan para conformar cada pedido. Sin embargo, dado que la automatización es sinónimo de optimización, con sistemas automáticos, los operarios pueden aumentar su rendimiento a la hora de preparar y expedir los pedidos. Uno de los modos más eficientes de preparar pedidos es mediante el método “producto a hombre” (más conocido como goods-to-person), que consiste en acercar la mercadería a los operarios con sistemas automáticos como transelevadores y transportadores.

La multinacional Porcelanosa, por ejemplo, prepara un número muy elevado de pedidos diarios en su complejo logístico en España. Para facilitar el trabajo de los operarios, la compañía ha habilitado una completa área de picking donde preparar los pedidos según el criterio “producto a hombre”. Para manipular las cargas más pesadas, se han instalado brazos robóticos industriales que ayudan a lograr una mayor rentabilidad en el picking.

Control y gestión

Una de las operativas básicas en logística es el control del inventario y la organización de las operativas que se realizan en el depósito. Este proceso puede automatizarse con la ayuda de un sistema de gestión de depósitos como Easy WMS de Mecalux.

Con un sistema logístico, las compañías pueden conocer con precisión el estado del stock y optimizar el desarrollo de las operativas. Mediante terminales de radiofrecuencia, los operarios siguen las instrucciones del sistema, por lo que son más veloces y no cometen errores.

Por ejemplo, la digitalización ha traído consigo grandes beneficios para la empresa de dispositivos médicos para asistencia respiratoria Intersurgical. En su depósito automático en Lituania, la compañía ha implementado Easy WMS de Mecalux con el fin de llevar un control más minucioso de la trazabilidad de los productos. “Estamos contentos de decir que, en muy poco tiempo, hemos conseguido un mejor control sobre todos los procesos relacionados con nuestra logística. Este hecho será esencial en el futuro a medida que crezca nuestro negocio. Nuestro deseo es mantener este centro como eje de nuestra principal red de distribución global”, explica Martynas Tamosiunas, gerente de la cadena de suministro del grupo Intersurgical.

Almacén automático de Intersurgical en Lituania gestionado por Easy WMS de Mecalux
Depósito automático de Intersurgical en Lituania gestionado por Easy WMS de Mecalux

¿Por qué automatizar los procesos logísticos?

Introducir soluciones robotizadas en los procesos que pueden automatizarse en logística se ha convertido en una decisión estratégica para muchas compañías. Los equipos de manutención automáticos ejecutan tareas como el picking, los movimientos o el almacenamiento con rapidez y seguridad.

Con la automatización de los procesos, las compañías buscan eliminar errores derivados de la gestión manual de la mercadería. Asimismo, las empresas con un ritmo elevado de movimientos en el depósito apuestan por la automatización a fin de asegurar flujos constantes de productos. ¿Cómo? Gracias a la implantación de soluciones automatizadas como transportadores o transelevadores, que pueden llegar a trabajar 24/7.

Incluso aquellas empresas que almacenan productos a temperaturas bajo cero también automatizan sus procesos logísticos con el mismo propósito: rendimiento. Uno de los motivos principales radica en que la automatización con transelevadores y transportadores facilita la gestión de mercadería en cámaras a temperaturas negativas, elevando el número de ciclos.

¿Cuándo automatizar un depósito?

La automatización logística suele aplicarse en tareas repetitivas como, por ejemplo, la carga y descarga de camiones, el almacenamiento o los movimientos de productos. Veamos algunos de los escenarios en los que una empresa puede plantearse automatizar su depósito:

  • Acelerar los procesos. En los últimos años, sobre todo con el auge del e-commerce, la logística ha experimentado una transformación caracterizada por plazos de entrega cada vez más breves. Las empresas que quieren minimizar el tiempo de entrega de los pedidos y, al mismo tiempo, reducir el margen de error, pueden recurrir a la automatización para acelerar los procesos.
  • Gestionar un número creciente de pedidos. La automatización también puede mejorar significativamente el picking en los depósitos donde se gestiona un número al alza de pedidos. Las máquinas organizan los productos de forma estratégica para facilitar las tareas de almacenamiento y picking.
  • Afrontar los cambios en el negocio. Desde ampliar la capacidad de almacenamiento hasta incrementar el número de pedidos, las empresas pueden plantearse automatizar sus procesos logísticos con el fin de lograr una mayor flexibilidad en su cadena de suministro.
  • Aprovechar el espacio de almacenamiento. Las empresas con una superficie de almacenamiento limitada pueden automatizar los procesos con vistas a optimizar el espacio disponible. Por ejemplo, una máquina automática como el transelevador puede operar en pasillos más estrechos que los autoelevadores.
Los transelevadores aceleran las tareas de almacenaje de los productos
Los transelevadores para pallets aceleran las tareas de almacenamiento de los productos

Procesos que pueden automatizarse: una logística más eficiente

Los procesos automáticos permiten aumentar la productividad y agilizar las tareas de almacenamiento. Equipos de manutención como transportadores y transelevadores pueden aportar una mayor eficiencia en la cadena de suministro de las empresas de todos los sectores.

Si te estás planteando automatizar la logística, no dudes en contactar con nosotros para que te asesoremos sobre cómo hacerlo. En Mecalux tenemos una larga trayectoria poniendo en marcha depósitos automáticos que han ayudado a las empresas a impulsar sus negocios.