¿Cuándo elegir la opción de estanterías de doble profundidad?

Las estanterías convencionales pueden instalarse en una configuración de doble profundidad. Siguiendo esta organización, por un mismo lado del pasillo, se puede acceder a dos pallets, uno colocado por detrás del otro, hacia el fondo de la estantería.

 

Distribución habitual de las estanterías.

Distribución habitual de las estanterías

Distribución con doble fondo.

Distribución con doble fondo

 

Aunque la principal ventaja del doble fondo es evidente –un ahorro de espacio al tener que habilitar menos pasillos para acceder a la carga– es necesario conocer las limitaciones y obligaciones derivadas de este tipo de sistema.

Así, sólo se tiene acceso directo al pallet delantero. Para llegar a la segunda unidad, se ha de retirar antes la primera, ya sea para mover esta a su destino (por ejemplo, a la zona de expediciones) o para introducirla en otro hueco libre (es decir, para reubicarla).

En el caso de que la manutención se realice con apilaodres, hay modelos de estas máquinas que incorporan horquillas telescópicas o pantógrafos con los que pueden acceder a la segunda profundidad, tal y como se recoge en el capítulo de autoelevadores retráctiles.

 

Operador logístico.

Operador logístico

 

En los depósitos automáticos, gracias a los transelevadores con horquillas telescópicas, es posible establecer también configuraciones de doble fondo.

Para usar las estanterías con doble fondo, hay que prever la cantidad de pallets que habrá por cada referencia. Si el pallet que va a quedar detrás, en el fondo, contiene la misma referencia que el delantero y en el depósito no se precisa una rotación perfecta, es correcto utilizar este tipo de solución.

En el caso de las instalaciones dotadas de máquinas automáticas, el problema de la accesibilidad que se produce en el uso del doble fondo se resuelve mediante el programa de gestión y su correspondiente módulo de reubicación. Este software tiene en cuenta, como criterios de ubicación, la rotación de la referencia (A, B o C) y la cantidad de la misma. Con ello se consigue que, aún tratándose de estanterías con doble fondo, se disponga prácticamente de la accesibilidad del simple fondo, sin perder la ventaja del aumento considerable de la capacidad.

 

Estanterías de simple fondo en una compañía del sector cerámico para la construcción.

Estanterías de simple fondo en una compañía del sector cerámico para la construcción

Estanterías de doble fondo en el depósito de una empresa del sector cerámico.

Estanterías de doble fondo en el depósito de una empresa del sector farmacéutico

 

Other topics in this category