AIV robots speed up goods flows in the warehouse

Robot AIV: qué es y cómo funciona

30 junio 2022

Un robot AIV (Autonomous Intelligent Vehicles) es un sistema de transporte idóneo para operar en depósitos con una elevada demanda de movimientos de mercancía y que necesiten un recorrido de flujo interno flexible.

Para su funcionamiento, los robots AIV emplean la inteligencia artificial a fin de aprender y desplazarse como haría un autoelevador convencional, pero sin operarios ni elementos de guiado y, todo ello, esquivando personas u obstáculos que se interpongan en el recorrido.

¿Qué es un robot AIV?

Los robots AIV son vehículos autónomos inteligentes que se desplazan por el depósito o el centro de producción sin la ayuda de elementos de guiado ni de ningún conductor que los controle de forma directa.

También conocidos como AMR (Autonomous Mobile Robots), este tipo de sistema de transporte autónomo emplea tecnología, concretamente la inteligencia artificial, para aprender a navegar sin sistemas de guiado.

Los AIV se utilizan para conectar y transportar mercadería de modo eficiente entre diferentes zonas de un depósito, centro logístico o de producción y cumplir con el criterio de preparación de pedidos goods-to-person (‘producto a hombre’). En este tipo de estrategia de picking, los AIV son los responsables de que la mercadería llegue directamente al operario.

Al igual que otros equipos de manutención robotizados, como los transportadores automáticos, los robots AIV se usan en entornos con flujos de materiales continuos y repetitivos porque, al trabajar sin interrupción, aumentan la productividad.

Funcionamiento de un AIV

El funcionamiento de un robot AIV es totalmente autónomo gracias al uso de tecnologías como la inteligencia artificial y el machine learning. Los vehículos autónomos inteligentes se sirven de escáneres para crear un mapa de su lugar de trabajo y, de esa manera, generar recorridos más rápidos y seguros, sin necesidad de guías, cables o bandas magnéticas. Los AIV pueden incorporar elementos como sensores, GPS, navegación inercial y visión artificial para mejorar su percepción del entorno.

El sistema de control de los AIV se conecta con el sistema de gestión del depósito (WMS), así como con el ERP de la compañía, para seguir las órdenes y desplazarse hasta el destino correcto.

Además, los AIV pueden compartir espacio con personas gracias a los sofisticados dispositivos de seguridad que incluyen, fomentando así una robótica colaborativa. Su diseño asegura que el operario pueda establecer un contacto seguro con la máquina, garantizando tanto su protección como la de la mercadería.

Los robots AIV se conectan con el WMS para trasladar la mercadería hasta el destino requerido
Los robots AIV se conectan con el WMS para trasladar la mercadería hasta el destino requerido

Diferencias entre el AGV y el AIV

Los vehículos de guiado inteligente o robots AIV son la evolución natural de los robots AGV (Automated Guided Vehicles). Las principales diferencias entre un robot AGV y un AIV son las siguientes:

  • Sistema de navegación: mientras los AGV siguen una ruta predefinida a través de un sistema de navegación láserguiado o filoguiado, los robots AIV emplean un sistema de navegación autónomo que adapta su recorrido según la información que reciben del entorno en tiempo real.
  • Adaptabilidad: los AGV se desplazan por un circuito cerrado, por lo que, cuando se encuentran con un objeto que estorba su movimiento, se detienen de inmediato para evitar una colisión y quedan a la espera de que este sea retirado. En cambio, los AIV son capaces de crear un trayecto alternativo en el caso de toparse con algún objeto.
  • Precio: por lo general, el precio por unidad de un robot AGV es inferior al precio por unidad de un robot AIV. Sin embargo, la implantación de los AGV, a diferencia de los AIV, requiere de modificaciones en la infraestructura, con el propósito de instalar los cables o las bandas magnéticas necesarias para la navegación de los vehículos.

A pesar de que existen diferencias entre los robots AGV y los AIV, la elección de un sistema de transporte interno u otro dependerá de la aplicación, del entorno y de las exigencias específicas de la compañía.

Los AGV, a diferencia de los AIV, siguen una ruta establecida para desplazarse por el depósito
Los AGV, a diferencia de los AIV, siguen una ruta establecida para desplazarse por el depósito

Ejemplo de robot AIV: el caso Normagrup

Normagrup, empresa española líder en el mercado del alumbrado de emergencia, se ha beneficiado de las prestaciones que ofrecen los vehículos de guiado inteligente AIV en su planta de producción ubicada en Asturias (España).

El centro productivo de Normagrup cuenta con un depósito automático de Mecalux gestionado por el software Easy WMS. Para conectar el depósito con las tres líneas de producción, se han instalado cuatro vehículos autónomos inteligentes AIV. Los robots trasladan las materias primas desde la zona de almacenamiento hasta las líneas de fabricación de forma autónoma.

Antes de introducir la materia prima en el depósito automático, los AIV depositan las cajas en los transportadores, donde tienen que superar un puesto de inspección. Para las salidas de mercancía, la automatización permite que se trabaje según el criterio “producto a hombre”, lo que aumenta el rendimiento y optimiza los desplazamientos de los operarios. Una vez el producto está listo, Easy WMS lo notifica al software que dirige los AIV para que un vehículo autónomo venga a recoger la mercadería y se la lleve a la línea de producción que lo precise.

Con vistas a que la cadena de suministro de Normagrup funcione a pleno rendimiento y sin errores, ha habido que comunicar los distintos elementos automáticos que participan en ella, hecho que resalta en una entrevista Mikel Jaureguizar, director general de Normagrup: "Mecalux tenía una respuesta a todos los requisitos y necesidades que teníamos, incluso ante la complejidad para comunicar los AIV con el depósito”.

En busca del transporte interno perfecto

Además de los AGV y los AIV, el mercado ofrece otros sistemas de transporte automático de mercadería muy habituales en depósitos con un elevado grado de robotización y de movimientos como, por ejemplo, los transportadores o las electrovías. Las empresas optarán por un sistema u otro en función de sus necesidades logísticas, por lo que es muy importante que definan previamente la planificación logística con el objeto de obtener un mayor rendimiento.

En Mecalux somos especialistas en implementar soluciones logísticas integrales. Ofrecemos sistemas de almacenamiento personalizados cuyo objetivo es alcanzar la eficiencia en los procesos logísticos. Si quieres potenciar tu cadena de suministro mediante el uso de sistemas de transporte robotizados, contacta con nosotros para que te asesoremos y encontremos una solución hecha a tu medida.

Missconfigured or missplaced portlet, no content found
Dynamic Content: false
Master Name: Banner-Software-Solutions
Template Key: