La preparación de pedidos flexible permite expedir desde cualquier depósito

Flexibilidad en la preparación de pedidos y la cadena de suministro

16 junio 2021

El concepto de preparación de pedidos flexible, conocido en inglés como flexible fulfillment, nace de la necesidad de disponer de una cadena de suministro lo suficientemente elástica como para preparar y expedir un pedido desde cualquier centro de distribución e, inclusive, desde una tienda física. 

Las empresas que trabajan con volúmenes de ventas predecibles cuentan con una logística más estable al poder definir con antelación el espacio, el stock y los recursos que requieren para satisfacer la demanda y minimizar los costos. Desafortunadamente, la realidad es otra tras la llegada y el auge del comercio electrónico. El reto de gestionar la logística e-commerce con éxito es mayúsculo, pues al estar expuestos a variables más difíciles de controlar, la demanda es más volátil y, por tanto, la gestión de los pedidos se complica.

En este artículo explicaremos detalladamente qué es una preparación de pedidos flexible y cómo alcanzar una logística más dúctil ayuda a las empresas a cumplir con su principal propósito: entregar los pedidos a los clientes en cualquier situación.

¿Qué es el ‘flexible fulfillment’? 

El flexible fulfillment es una estrategia logística que se centra en adaptar la preparación de pedidos a una demanda compleja a fin de que estos puedan expedirse desde cualquier centro de distribución, depósito o tienda. 

El objetivo principal es entregar cualquier pedido cueste lo que cueste. En ocasiones, incluso mediante envíos particulares a costa de sacrificar parte de su rentabilidad, para así no empañar la imagen de marca al cancelar una compra por falta de stock. Por este motivo, es primordial recurrir a una logística flexible capaz de amoldarse a las variaciones en la demanda.

¿Qué ocurre en la actualidad? El e-commerce ha provocado que muchas empresas no sepan gestionar las oscilaciones de la demanda, bien porque el volumen de pedidos es inferior al previsto, bien porque no son capaces de responder a un aumento repentino de los pedidos. Asimismo, internet permite una internacionalización sin precedentes del canal de venta, pero no siempre puede disponerse físicamente de todo el inventario en todos los países y regiones. Ante este escenario tan cambiante y difícil de predecir, surge el flexible fulfillment, que nos ayuda a adecuarnos mejor a las particularidades de la logística 4.0.

El flexible fulfillment prioriza la entrega del pedido sobre la rentabilidad
El flexible fulfillment prioriza la entrega del pedido sobre la rentabilidad

Cómo conseguir una preparación de pedidos flexible

Para satisfacer la demanda de los clientes o de otros centros de distribución es imprescindible una logística flexible. ¿Esto qué quiere decir? Los depósitos o centros de distribución deben ser capaces de preparar pedidos que, de primeras, no tenían asignados. 

Las empresas que cuentan con varios centros de distribución repartidos en diferentes ubicaciones se hallan en un proceso de transformación y cambio de estrategia logística. Pongamos el ejemplo de una compañía que tiene un centro de distribución en Europa y otro en Estados Unidos y que cada uno se encarga únicamente de preparar y distribuir los pedidos de su región. En el caso de que en el depósito designado no aparezca un artículo en stock, este se mostrará como agotado y el cliente no podrá adquirirlo, lo que significa una venta perdida. 

En cambio, si se trabaja bajo una estrategia de flexible fulfillment, el stock se mostrará como disponible en todos los países, siempre y cuando el producto efectivamente esté en alguno de los centros de la compañía. Gracias a ello, se entregará ese pedido, aunque sea desde un centro más lejano y en detrimento del beneficio del pedido, ya que será inferior debido al aumento del costo del transporte. El objetivo no es otro que satisfacer al cliente por todos los medios con el producto solicitado. 

La flexibilidad es uno de los factores más importantes en la cadena de suministro. Flexibilidad significa adaptación, y en logística quiere decir contar con los sistemas de almacenamiento y procesos necesarios para continuar con el ritmo que exigen los clientes y la industria.

En ese sentido, otra tendencia es la de aprovechar una tienda física para utilizarla como centro de distribución, estrategia conocida como ship from store. Eso supone que si una tienda posee un producto en stock, puede empaquetar el pedido y expedirlo al cliente. También existe la posibilidad de que se haga uso de la tienda como punto de recogida de los pedidos, algo habitual en una estrategia omnicanal.

WMS: conexión entre depósitos y tiendas físicas

El flexible fulfillment implica que se gestione un mayor volumen de productos, incrementando así su complejidad. Para afrontarlo, es indispensable contar con un sistema de gestión de depósitos que conecte digitalmente todos los centros de distribución de una compañía y ofrezca una trazabilidad total de los productos. 

Veamos un caso práctico: el operador logístico Casintra dirige y supervisa todos los procesos de los cinco depósitos que posee en España empleando un único sistema de gestión de depósitos: Easy WMS de Mecalux. De ese modo, puede organizar 2.000 referencias y, gracias a estar conectado a la nube, puede trabajar en línea con sus clientes.

Otro aspecto que tener en cuenta si se pretende contar con una preparación de pedidos y una cadena de suministro flexibles es la gestión del stock de las tiendas físicas. El módulo Store Fulfillment de Easy WMS se encarga de controlar en tiempo real el inventario del depósito y las tiendas físicas, además de sincronizar las tareas de picking, reposiciones, traspasos entre tiendas o devoluciones. Con este módulo, cualquier tienda física podrá operar como si fuera un pequeño centro de distribución desde el que preparar y expedir pedidos a los clientes.

El SGA conecta el stock de todos los centros de distribución
El WMS conecta el stock de todos los centros de distribución

Beneficios del ‘flexible fulfillment’

Si bien una mayor flexibilidad en la preparación de pedidos y en la cadena de suministro eleve el costo de preparar y transportar un pedido, también proporciona las siguientes ventajas:

  • Crecimiento de las ventas. Al unificar el stock para satisfacer la demanda, los consumidores podrán adquirir un producto aunque no esté disponible en el depósito que, teóricamente, hubiera debido encargarse de su distribución. En ocasiones, asegurar una venta está por encima de su rentabilidad. 
  • Fidelización de los clientes. Los clientes comprarán tus productos, evitando que recurran a la competencia. Además, los clientes satisfechos se convierten en "embajadores" de tu marca, animando así a otros potenciales clientes.
  • Mayor capacidad de respuesta. Todos los centros de distribución trabajan de manera conjunta y con un mismo propósito, por lo que la logística de tu empresa estará más capacitada para absorber eficientemente un aumento repentino de la demanda. Si un depósito queda colapsado, otro dará el apoyo requerido. 
  • Flexibilidad y escalabilidad logística. La logística de tu empresa estará preparada para hacer realidad las perspectivas de crecimiento de forma más fácil y rápida, disfrutando en todo momento de una cadena de suministro competitiva que se ajusta a los cambios y a las nuevas necesidades de un mercado en constante transformación.

Las empresas que cuenten con una estructura logística flexible pueden preparar y enviar los pedidos desde cualquier centro de distribución o tienda física, pudiendo reaccionar de modo ágil a la volatilidad de la demanda, acrecentando las ventas y fidelizando unos clientes cada vez más exigentes.

El flexible fulfillment permite absorber con eficiencia un aumento repentino de la demanda
El flexible fulfillment permite absorber con eficiencia un aumento repentino de la demanda

La importancia de entregar un pedido 

La tendencia de las cadenas logísticas es que trabajen bajo un propósito innegociable: los pedidos deben ser entregados cueste lo que cueste. Por ese motivo, el flexible fulfillment se ha convertido en una estrategia logística que vemos con más frecuencia en empresas de sectores tan diversos como el gran consumo, la alimentación o el retail.

Si tu empresa ha perdido alguna venta por falta de stock en el depósito asignado o, directamente, crees que ha llegado el momento de que tus centros de distribución trabajen al unísono a fin de poder entregar más pedidos, contacta con Mecalux. Un equipo de profesionales te ayudará a implementar la solución de almacenamiento y de gestión que necesitas para beneficiarte de una mayor flexibilidad en la preparación de pedidos y en tu cadena de suministro.