Compactación con rodillos

El sistema de compactación por rodillos es el sistema de compactación idóneo ya que con su uso se obtienen las ventajas otras modalidades de almacenamiento por compactación de forma combinada.

Su funcionamiento es sencillo: cada nivel de cada calle se dedica a una sola referencia y está provisto de un camino de rodillos ligeramente inclinado. Los pallets se introducen por uno de los lados del camino y, por gravedad, se desplazan sobre los rodillos hasta el final del mismo (por lo que también se denominan sistemas por gravedad). Desde ese otro lado es por donde se recoge la mercadería. Las apiladores no tienen que desplazarse por el interior de las calles.

Con este método, el primer pallet que entra en el nivel es el primero que sale (sistema FIFO), lo que permite una rotación de producto perfecta.

Las estanterías dinámicas usan la gravedad para desplazar los pallets.

Las estanterías dinámicas usan la gravedad para desplazar los pallets

 

Se pueden instalar calles de más de 20 m de profundidad. Se ha de tener en cuenta que los pallets se deben encontrar en buen estado, tener el peso adecuado y su calidad debe ser alta.

El uso ideal para este tipo de solución es almacenar mercadería perecedera de gran rotación, así como productos de gran consumo que experimenten un flujo continuo (entrada y salida constante). Es necesario apuntar dos observaciones que hay que considerar a la hora de plantear esta modalidad de almacenamiento:

  1. Dado que los pallets se ubican en un plano inclinado, este sistema ocupa más altura que el resto de las opciones de compactación y, en algún caso, esto puede suponer la pérdida de un nivel de carga. Por otra parte, a mayor profundidad se necesita una mayor altura.
  2. Dependiendo del tamaño del depósito, quizá sea la solución más cara entre los sistemas de compactación.

 

 

Entrada y salida de mercadería en una estantería dinámica con rodillos.

Entrada y salida de mercadería en una estantería dinámica con rodillos

 

Other topics in this category