El autoelevador trilateral y bilateral

Los autoelevadores trilaterales y los bilaterales son máquinas para trabajar en pasillos angostos (de entre 1.500 y 1.800 mm), gracias a lo cual se aumenta considerablemente la capacidad de almacenaje. Estos autoelevadores pueden alcanzar alturas de elevación de la carga por encima de los 14 m.

Presentan ciertas limitaciones que se han de tomar en consideración:

  • Requieren de una muy buena nivelación del suelo del depósito sobre el que se desplazan. 
  • Han de ir guiadas mediante perfiles colocados a ambos lados del pasillo o bien filoguiadas, o incluso láserguiadas, de similar forma a las LGV.
  • No giran en el pasillo, sino que son las horquillas las que realizan el movimiento necesario para retirar o dejar los pallets. Es por ello que estas máquinas están pensadas para trabajar dentro de los pasillos de almacenaje. Fuera de ese espacio, las maniobras son lentas por lo que tienen que optimizar los movimientos.
  • Como elementos auxiliares se suelen usar otros autoelevadores  o transportadores que retiren o dejen los pallets en la cabecera de las estanterías, a fin de que las torres no tengan que abandonar el pasillo.

 

En los autoelevadores trilaterales, el cabezal que soporta las horquillas es capaz de girar sobre sí mismo, pudiendo agarrar y dejar cargas a un lado u otro del pasillo y también frontalmente. También son capaces de dejar los pallets directamente sobre el suelo.

En los autoelevadores bilaterales, las horquillas son telescópicas y se montan sobre lo que se denomina cuna. A diferencia de los trilaterales, estas máquinas no pueden dejar los pallets en el suelo, ni tampoco ubicarlos frontalmente, pero aventajan a aquellas en que necesitan un pasillo aún más angosto y pueden conseguir un mayor número de ciclos.

 

 

Autoelevador trilateral

Autoelevador torre trilateral

Autoelevador bilateral

Autoelevador torre bilateral

 

El autoelevador tipo torre dispone de un espacio, una cabina, para que se siente el operario que la maneja. Cuando esa cabina está fija al cuerpo de la máquina se dice que es de tipo man-down (hombre abajo). Si, por el contrario, se eleva junto con las horquillas (y, por lo tanto, con la carga) el autoelevador es de tipo man-up (hombre arriba). Este último sistema también se denomina combi, ya que permite al operario combinar las operaciones de manipulación de pallets con las de preparación de pedidos.

 

Autoelevador tipo Man Down simple

Man down (simple)

Autoelevador tipo Man-up

Man-up (combi)

Almacén dedicado a maquinaria y herramientas para la construcción

Autoelevadores trilaterales combi

Tienen una configuración muy similar a la que se ha descrito anteriormente para los preparadores de pedidos de medio y alto nivel. La única diferencia con respecto a aquellos consiste en que, en lugar de llevar unas simples horquillas incorporadas a un tablero que discurre por el mástil secundario, disponen de un cabezal giratorio dotado de unas auténticas horquillas de carga.

Gracias a ese cabezal con esas horquillas, la máquina puede tomar y depositar pallets a ambos lados de la estantería. Así, puede realizar una doble función: la de preparación de pedidos y la de almacenamiento o reposición de unidades de carga completa. Las trilaterales combi tienen la ventaja con respecto a los preparadores de pedidos de ser capaces de alcanzar alturas de hasta 14 m.

 

Sistemas de guiado

Al comenzar a hablar de los autoelevadores de tipo torre se mencionó la necesidad que tienen estos elementos de manutención de ser guiados, ya sea mediante perfiles (guiado mecánico) o filoguiado. Estas son las variantes más habituales:

Los pallets se apoyan directamente en el suelo. Un perfil en “L” anclado en el suelo actúa como guía.

Guiado con perfil LPN 50
Los pallets se apoyan directamente en el suelo. Un perfil en “L” anclado en el suelo actúa como guía

Los pallets se apoyan sobre perfiles colocados en el suelo o sobre largueros. Un perfil en “U”, anclado al suelo, ejerce de guía.

Guiado con perfil UPN 100
Los pallets se apoyan sobre perfiles colocados en el suelo o sobre largueros. Un perfil en “U”, anclado al suelo, ejerce de guía

El espacio entre las guías de dos pasillos se rellena con hormigón, formando una isleta sobre la que se asientan las estanterías.

Guiado con perfil UPN 100 formando isleta
El espacio entre las guías de dos pasillos se rellena con hormigón, formando una isleta sobre la que se asientan las estanterías

En la entrada de los pasillos con guiado mecánico se han de colocar perfiles de entrada con embocaduras para facilitar el centrado de las máquinas

En la entrada de los pasillos con guiado mecánico se han de colocar perfiles de entrada con embocaduras para facilitar el centrado de las máquinas

Guiado filoguiado.

Guiado filoguiado

Un hilo enterrado en el suelo produce un campo magnético que la máquina detecta y sigue como guía. Cuando el sistema de guiado es láserguiado, no lleva hilo enterrado y es la posición de los reflectores la que facilita el recorrido de forma segura.

 

Other topics in this category