La logística sanitaria de Intersurgical (entrevista)

10/02/2022

Retos de la logística sanitaria durante la pandemia de COVID-19

Entrevista a Martynas Tamosiunas de Intersurgical

Durante la pandemia de coronavirus, el proveedor de dispositivos médicos para asistencia respiratoria Intersurgical experimentó un aumento espectacular de movimientos en su depósito automático. El centro logístico de la empresa en Lituania ─con un impresionante depósito autoportante de 30 m de altura construido por Mecalux─ fue una pieza clave para afrontar el incremento del 50% en las entradas y salidas de mercadería.

Mecalux entrevista a Martynas Tamosiunas, gerente de la cadena de suministro de Intersurgical, sobre cómo la empresa ha renovado todos sus procesos logísticos y ha apostado por la automatización a la hora de gestionar una demanda sin precedentes a causa de la pandemia.

  • ¿Cómo organizó Intersurgical sus operaciones logísticas para hacer frente al repentino aumento de la demanda de respiradores y otros dispositivos médicos?

    Durante la pandemia, ayudamos al gobierno de Lituania desarrollando, fabricando y distribuyendo un millón de respiradores para salas de urgencias, hospitales y hogares en un tiempo récord. El equipo implicado en Intersurgical trabajó duro para asegurarse de que disponíamos de suficientes materiales y recursos para garantizar la entrega puntual de los respiradores. La pandemia ha demostrado que somos capaces de reorientar nuestros esfuerzos en tiempos difíciles con el fin de superar cualquier reto sanitario.

  • Su trabajo salvó muchas vidas.

    Nuestros productos han contribuido en gran medida a luchar contra la COVID-19 en nuestro país. En nuestras reuniones internas era muy fácil motivar a la plantilla porque todos éramos conscientes de las consecuencias negativas que supondría no disponer de suficientes productos para la atención respiratoria. Hicimos todo lo posible para ayudar a los hospitales y al personal sanitario. Incluso nuestros proveedores eran conscientes de la situación, por lo que no tuvimos que convencerles de que nos entregaran las materias primas primero a nosotros: trabajaron contra reloj para asegurarse de que recibíamos los materiales que necesitábamos.

    Ayudamos al gobierno de Lituania desarrollando, fabricando y distribuyendo un millón de respiradores para salas de urgencias, hospitales y hogares en un tiempo récord.
  • ¿Qué importancia tuvo el nuevo depósito automático en este escenario?

    El depósito automático está situado en la ciudad de Pabradė (Lituania), junto a la mayor planta de fabricación del grupo Intersurgical en el mundo. De hecho, el 99% de la producción se exporta a otros países. Allí fabricamos soluciones para la gestión de las vías respiratorias, anestesia, cuidados intensivos, oxigenoterapia y aerosolterapia. El  depósito automático ha centralizado toda nuestra logística y desempeña un papel estratégico en el negocio: distribuir los productos de Intersurgical en todo el mundo. El depósito se construyó antes de que estallara la pandemia y, cuando llegó la COVID-19, la automatización se convirtió en esencial para afrontar el rápido aumento de la demanda. Al inaugurar el nuevo depósito automático, la logística dejó de ser una preocupación para nosotros, pues el depósito operaba con autonomía y pudimos concentrarnos en la producción. Tener el depósito automático totalmente operativo antes de la pandemia también nos ayudó a constatar que nuestra cadena de suministro era lo suficientemente flexible como para hacer frente a picos de demanda inesperados.

  • Almacén automático de Intersurgical en Lituania
    “El depósito automático centraliza nuestra logística y desempeña un papel estratégico en nuestro negocio: distribuir los productos de Intersurgical en todo el mundo.”

    ¿Cómo ha afectado la COVID-19 a la actividad de Intersurgical?

    Con la llegada de la COVID-19, la actividad de nuestro negocio experimentó dos grandes cambios. En primer lugar, la demanda de nuestros productos se incrementó de manera espectacular, más de diez veces de lo que podíamos fabricar. ¡Nunca habíamos visto nada igual! En segundo lugar, los productos que vendíamos antes de la pandemia dejaron de tener demanda.

  • ¿Cómo gestionaron ese crecimiento de la demanda?

    Al principio de la pandemia, tuvimos que reorientar toda nuestra cartera de productos y acrecentar la capacidad de almacenamiento al máximo. Estos cambios fueron difíciles ya que, de un día para otro, tuvimos que reorganizar toda nuestra cadena de suministro y definir los planes de producción desde cero. Fue un desafío enorme para nosotros porque nos dimos cuenta de que la mayoría de estrategias ya no servían y tenían que repensarse de nuevo e implementarse con rapidez. No existe ningún plan perfecto para un acontecimiento tan inesperado como una pandemia. Tuvimos que olvidarnos de todo lo que sabíamos y adaptarnos a la nueva realidad para operar de modo distinto. Ha sido un gran reto para todos nosotros, pero también ha constituido un periodo muy interesante desde un punto de vista empresarial.

  • ¿Qué papel han desempeñado la automatización y los sistemas de gestión de depósitos en el desarrollo de los procesos logísticos?

    La tecnología y la automatización forman parte del ADN de nuestra empresa. Automatizamos constantemente nuestros procesos productivos, por lo que era solo cuestión de tiempo acabar automatizando también nuestra cadena de suministro. La tecnología nos ayuda a garantizar que los procesos estén bien integrados y que se llevan a cabo con eficiencia. Asimismo, la automatización nos aporta un control más preciso de las operativas con vistas a anticiparnos a situaciones futuras. En definitiva, con la tecnología y la automatización gestionamos nuestra cadena de suministro de una forma más fiable y efectiva.

  • ¿La pandemia de COVID-19 ha generado oportunidades para su logística?

    Creo que sí. Cuando empezó la pandemia, justo acabábamos de inaugurar nuestro nuevo depósito automático. De repente, la demanda de los productos se disparó y tuvimos que modificar los procesos logísticos y asegurarnos de que el depósito automático funcionaba a toda velocidad. Nuestra prioridad era formarnos y acostumbrarnos a las nuevas operativas con rapidez. La pandemia aceleró algunos proyectos logísticos que teníamos previsto abordar en un futuro.

  • Almacén con material médico-hospitalario de Intersurgical
    “La gestión de la cadena de suministro constituye el pilar de multitud de empresas.”

    Más allá de la COVID-19, ¿qué nuevas realidades han de encarar actualmente las empresas del sector sanitario como Intersurgical?

    En primer lugar, la demanda de algunos de nuestros productos todavía no ha regresado a los niveles anteriores a la pandemia y tampoco sabemos cuándo lo hará. Estamos intentando volver a la normalidad, lo que complica nuestra cadena de suministro y nuestros planes de producción. Otra difícil situación a la que nos hemos enfrentado este año ha sido el caos en el sector del transporte marítimo de contenedores. Esto ha supuesto otro quebradero de cabeza adicional para muchas empresas, además de la incertidumbre generada por la COVID-19. De momento, estamos encontrando soluciones para cualquier imprevisto, pero no sabemos qué más nos deparará el futuro.

  • En su opinión, ¿hacia dónde se dirige la logística del sector sanitario?

    Hay tendencias que están marcando todas las industrias, incluidas las del sector sanitario. Numerosas empresas están recurriendo al control de los procesos, a las predicciones basadas en datos y a la integración de todas las operativas de la cadena de suministro. Para que una cadena de suministro global funcione, todos los eslabones que la conforman deben estar conectados y los actores que participan en ella deben conocer todos los procesos. Esto requiere sistemas de información sólidos. Creo que nuestra industria está avanzando en esa dirección, quizás incluso más rápido que otras industrias.

  • ¿Qué habilidades necesitarán los responsables de logística en la era post-COVID?

    La gestión de la cadena de suministro constituye el pilar de multitud de empresas. Creo que hoy en día, y aún más en un futuro, los jefes de logística tienen que ser capaces de adecuarse a los cambios con rapidez y reaccionar, replanificar y remodelar las estrategias en un tiempo récord para obtener los resultados óptimos en el menor tiempo posible. Otra habilidad que necesitarán los responsables de logística de las empresas será la capacidad de liderar equipos y procesos internacionales, adoptando una visión más amplia y que va más allá del propio país y del propio centro de producción de la empresa.

  • ¿Cómo cree que será la logística de Intersurgical cuando se termine la pandemia?

    Nadie lo sabe a ciencia cierta. Es muy difícil predecir algo así dado que ni siquiera sabemos cuándo se terminará la pandemia. Pero lo que sí sabemos con seguridad es que esta pandemia ha traído cambios en la logística que conllevarán consecuencias a largo plazo. Por ejemplo, la necesidad de gestionar procesos globales probablemente aumentará y las empresas tendrán que aprender a ser más flexibles para adaptarse a acontecimientos imprevisibles como cualquier tipo de pandemia o catástrofes naturales.